Opinión IMPOTENCIA Y REVANCHISMO Por Eduardo Kinen (Concejal PJ)

 

 

Frente a recientes publicaciones por parte de la UCR local, tristemente denominadas “comunicados” (terminología utilizada por los gobiernos de facto), pensé en algún momento que lo mejor que podía hacerse era no responder, no decir ni hacer nada. Si planteáramos una consigna quizá la misma debería ser: no rebatirlos, callar, no contradecirlos. Que sigan vociferando.

 

El sistemático y constante desfile por diferentes medios locales, con una prédica que intenta erigir a los concejales del Bloque de la UCR como paladines de las buenas prácticas administrativas, lo lleva a uno (atentos al triste pasado que los condena) a concluir: que digan y hagan lo que se les ocurra, están en todo su derecho, para ello se disfruta de plena libertad de expresión.

 

Ese derecho está garantizado en nuestra ciudad, no hay ninguna duda al respecto. Pero, cuando entramos a hacer un poco de memoria de los 24 años que la UCR ocupó el poder en nuestra ciudad y los ya más de 8 años que son oposición, se nos hace necesario realizar alguna acotación, algún comentario, por más breve que fuera, frente a quienes elucubran -desde su manera de concebir la política- que una serie de ficciones o datos falseados pueden resultarles “productivos”.

 

Y sí, pueden ser acciones “productivas” para quienes adhieren a esa postura de que la política es el arte de convertir la mentira en verdad, o de que cuanto peor le vaya al actual ejecutivo, más fácil será retornar a las épocas donde imponían su hegemonía sobre el aparato estatal del municipio, sobre las instituciones intermedias y prácticamente sobre la sociedad toda.

 

A sabiendas que la gestión del Partido Justicialista encabezada por Ana María Meiners puede mejorarse -como cualquier emprendimiento humano y específicamente político como es este caso-, no se justifica la conducta de los integrantes del Bloque de la UCR quienes, desde una doliente impotencia y un exacerbado revanchismo, no terminan de digerir lo sucedido en las elecciones locales del pasado año.

 

El gran resentimiento que ha provocado dicho resultado, evidencia -a su vez- una innegable y desdichada discordancia entre sus acciones y la prédica de la alianza que integra su partido a nivel nacional: superar la grieta, disminuir la crispación y lograr una mejor convivencia social.

Please follow and like us: